Deportes

Leones tomó venganza del elenco magallanero en su cueva

Los Leones del Caracas parecen haber vuelto a ser el mismo equipo que deslumbró en la Ronda Regular y, en la jornada de este martes, sumaron su tercer triunfo al hilo de la postemporada al rugir con fuerza para quedarse con el duelo entre los eternos rivales por 7-1.

Liderados por la ofensiva de Orlando Arcia y Alí Castillo, así como por la buena actuación del cuerpo de lanzadores, los melenudos empezaron a afianzarse en la zona alta de la tabla de posiciones con 5-3 para sacarle medio juego de ventaja a los Tiburones de La Guaira en el segundo y 1.5 cotejos a los Navegantes del Magallanes que se quedaron terceros (3-4) igualados con los Tigres de Aragua y Cardenales de Lara.

Luego de la extenuante jornada de ayer, en la que los capitalinos superaron a los Tigres (5-1) en un choque que terminó a altas horas de la madrugada, el mánager José Alguacil declaró antes del inicio del partido ante los eléctricos que «veintidós mil personas es la mejor medicina para que el equipo se reponga de ese juego», haciendo referencia al agotamiento que el mismo les produjo.

Y el público respondió en masa a ese pedido del dirigente, ya que 20,513 personas dijeron presentes en el Estadio de la Ciudad Universitaria para presenciar el segundo enfrentamiento del Round Robin entre ambos luego de lo que fue la victoria filibustera en Valencia 5-1 la semana pasada.

El conjunto de casa rápidamente tomó la ventaja en la pizarra frente a los envíos del abridor magallanero, Henderson Álvarez III, con el encendido Orlando Arcia a la cabeza, quien se encargó de remolcar la primera rayita del juego en los pies de Alí castillo con un elevado de sacrificio a la derecha.

Más tarde, José Rondón, en su reaparición después del suceso ocurrido precisamente frente al Magallanes, regresó encendido a la acción al pegar una línea con dirección hacia el centro que provocó que Wilfredo Tovar anotara el 2-0 en el mismo episodio.

Este ataque le permitió a Ronald Herrera comenzar con su labor en el montículo por el Caracas con la ventaja en el resultado, hecho que manejó con suma jerarquía pese a no haber tenido mucho rodaje en el último tiempo.

Las tres entradas iniciales las resolvió sin ningún tipo de inconvenientes evitando que si quiera algún cañonero le llegara a la primera base. El primero que logró engomarse por el conjunto de Yadier Molina, que fue expulsado al poco tiempo de haber iniciado el juego, fue Rainel Rosario en el 4to, quien recibió una base por bolas y acabó anotando la del descuento gracias a un sencillo de David Rodríguez con el que llegó a la antesala y el sacrificio de Alberth Martínez con fly al centro.

En ese momento, el abridor caraquista pareció complicarse la existencia hasta que su ofensiva volvió a responderle en la parte baja del mismo pasaje dándole otra vez la ventaja de dos carreras en el score con el sencillo remolcador de Gabriel Noriega.

Eso le dio un segundo aire a Herrera en el morrito, donde continuó lanzando hasta llegado el 6to capítulo, cuando retiró rápidamente el primer out del inning antes de darle paso a Alfred Gutiérrez con el comienzo del trabajo para el bullpen. El diestro se marchó ovacionado por todos los fanáticos locales presentes en el estadio, quienes lo despidieron con miles de aplausos de pie.

Dichos aplausos que se incrementaron en la parte baja de ese mismo acto para reconocer el todos contra todos que está teniendo Orlando Arcia ofensivamente al remolcar su segunda carrera del juego, novena en los últimos tres días, con un hit a la pradera derecha que llevó el 4-1 al electrónico.

Tal como ocurrió en los compromisos anteriores ante Lara y Aragua, la manada felina fue tomando dominio del partido poco a poco aprovechando los momentos claves del juego para dar el batazo oportuno y luego preservar lo conseguido gracias al despliegue defensivo de los jugadores, que también brilló esta noche con varias jugadas destacadas, así como del cuerpo de lanzadores.

Una muestra de ello fue lo ocurrido en el 8vo episodio, cuando Bruce Rondón tomó la pelota por la novena visitante. En su tercera salida de la fase, el derecho demostró que no está en el mismo nivel que demostró el año pasado cuando logró el Premio al Cerrador del año, ya que fue sumamente bateado por la toletería caraquista, que le produjo tres carreras en solo un tercio de labor.

Primero, Ángel Aponte se embasó por boleto y terminó anotando por la línea disparada por el bate de Noriega al centro que se combinó con el mal tiro de Cade Gotta, que le permitió al corredor consolidar un triple; luego el maracucho Castillo volvió a responder con el madero y conectó un sencillo que llevó hasta el pentágono principal al corredor de la antesala; y, finalmente, Isaías Tejeda se encargó de conformar el rally de tres con su indiscutible productor del 7-1 en los pies del propio Castillo.

Ventaja que fue más que suficiente para que el mexicano David Gutiérrez cumpliera con la labor de cerrar el partido en reemplazo de Silvino Bracho y Anthony Castro, quienes no estaban disponibles. El derecho resolvió el episodio por la vía del uno, dos y tres para desatar la locura de los jugadores melenudos en el terreno, así como de los miles de fanáticos en las gradas que celebraron la nueva consecución de los suyos frente a su eterno rival.

Tal como se mencionó, Ronald Herrera (2-0) se quedó con la victoria, Henderson Álvarez III (0-2) fue el derrotado luego de solo lanzar 1.2 episodios y el MVP del encuentro se lo compartieron entre Orlando Arcia (3-2 con 2 CI) y Alí Castillo (4-2 con 2 CA y 1 CI).

Mañana será jornada de descanso para los líderes de la clasificación general, mientras que la nave turca volverá a su puerto para intentar defenderlo del avistamiento de Tiburones que se aproximará a Valencia desde las 7:00 PM.